Recent comments

Cápsulas recientes

Reseña 'Esta mierda me supera': la nueva serie juvenil de Netflix es buena pero...


Pueden pasar dos cosas a la hora de ver 'Esta mierda me supera' (I am not okay with this), la nueva serie de Netflix que adapta el cómic homónimo del creador de 'The end of the f***ing world', Charles Forsman: que veas ese amor por épocas pasadas (los ochenta) como un ingrediente potenciador de la serie o que, por el contrario, veas todo como un pastiche de cosas ya vistas.
En cualquier caso ya os anticipo que la principal razón para quedarse es Sophie Lillis ('It'), la protagonista de este pequeño y compacto drama (siete episodios de veintipocos minutos cada uno) en la que encarna a Syd, adolescente aburrida en un pueblo aburrido. Al ritmo de nuestra protagonista, pronto descubriremos que posee poderes psíquicos en una suerte de historia de orígenes.
En el reparto también están Wyatt Oleff como Stanley, vecino de Syd; Sofia Bryant como Dina, su mejor amiga; Kathleen Rose Perkins como Maggie, su madre; Aidan Wotjak-Hissong como Liam, el hermano pequeño y Richard Ellis como Brad, el noviete de Dina.
Syd es el centro de la serie y Lillis está formidable encarnándola. Es magnética y logra transmitir en todo momento la emoción precisa, desde sus inseguridades hasta sus brotes de rabia y tristeza. Tiene sus complejos y sus traumas, con el suicidio de su padre siendo el doloroso tema tabú en el seno familiar y un puzle por resolver.

Superpoderes y costumbrismo


Pero, a pesar de tener estos elementos de adolescente con poderes y trauma por superar, 'Esta mierda me supera' se muestra como una serie costumbrista y un viaje por la madurez y psique de la protagonista. Algo que, recalco, es de lejos lo que más encanto y más interés aporta a esta serie.
Todo esto con un aspecto visual y estilo narrativo que nos va a recordar mucho a 'The End of the F***ing World', no en vano comparten no solo autor de la obra original sino también director (Jonathan Entwistle). Por otro lado, al guion también está, junto a Entwistle, Christy Hall, un dúo que no sabe muy bien cómo llevar esta historia.
O, por lo menos, estamos ante una serie que nos recuerda a tantas ficciones previas (desde 'El club de los cinco' a 'Carrie' pasando incluso por 'Escuela de jóvenes asesinos') que uno la nota carente de originalidad. Que ojo, que por estética, género y amor ochentero, es fácil caer en terrenos comunes con muchas de estas cintas, el problema es cómo caer en ellas.
Al ser una serie bastante pequeña (apenas se sale de Syd y sus mejores amigos Stan y Dina) sus defectos son más evidentes. Pero el buen escogido reparto logra, a su vez, potenciar las leves virtudes de 'Esta mierda me supera', haciendo que estemos pendientes de la evolución de la trama.
En definitiva, aun siendo una serie entretenida e incluso encantadora, si 'Esta mierda me supera' hubiera sabido salir de sus referentes creo que estaríamos hablando de una serie completamente distinta. No sé si mejor o peor, pero por lo menos una ficción juvenil menos perezosa e incluso más fascinante sí que sería. 
De algún modo, Esta Mierda Me Supera, recoge lo más evidente de Stranger Things y lo más superficial de Sex Education y termina siendo un producto que se encuentra a sí mismo en tierra de nadie.



No hay comentarios.