Recent comments

Cápsulas recientes

‘The Irishman’, de Martin Scorsese, es ahora una película de Netflix

Netflix sigue apostando fuerte por mantenerse como el portal de películas y series nº1 en todo el mundo. 'The Irishman' se convierte ahora en una de sus jugadas más fuertes, una película dirigida por Martin Scorsese, de gángsters y que el mítico director intenta llevar al cine desde hace veinte años, comentario que ya parece el eslogan cada vez que este director comienza una película.
Hemos fallado a Scorsese. Hasta en el caso de los que fuimos a ver Silencio y nos gustó, siento que de algún modo también le hemos fallado.
Tras el estrepitoso fracaso de la meditación religiosa del director neoyorkino –unos 8-10 millones en USA frente a unos 50 millones de presupuesto, más el ninguneo en premios–, Paramount ya no está en posición para lanzarse a la producción y distribución de su siguiente película, la esperada The Irishman, donde Scorsese se juntaría de nuevo con Robert De Niro.

Según adelanta Indiewire, el equipo del director ha decidido aliarse con Netflix para que se encargue de la película. “La película de Scorsese supone un acuerdo arriesgado, y Paramount no está en posición para riesgos. De este modo, puede hacer la película que quiere”, comenta una fuente cercana al acuerdo.
Paramount está pasando ahora mismo por un periodo de transición tras la salida de su directivo Brad Grey, así que no están como para contemplar la financiación de los 100 millones de presupuesto que requeriría The Irishman.
¿Por qué un presupuesto tan elevado? Como ya hemos comentado en otras ocasiones, The Irishman es un proyecto que Scorsese lleva intentado levantar desde hace más de 20 años con la idea de tener a Robert De Niro como protagonista. De Niro no rejuvenece con el paso del tiempo, así que para tener su imagen tal y como requeriría la historia –la trama versa sobre un veterano de la II Guerra Mundial metido a asesino a sueldo– se van a aplicar técnicas informáticas gracias a la magia de ILM, similares a las de El curioso caso de Benjamin Button o lo visto recientemente en Rogue One, para tener a De Niro físicamente tal cual estaba en la época de El padrino II.
Con la compra de Netflix de los derechos mundiales de la película, los acuerdos previos firmados en el festival de Cannes quedan presumiblemente anulados. Además de Paramount para el territorio americano y Media Asia para China, la compañía STX Entertainment se había hecho con la distribución internacional por valor de 50 millones.
En este momento no hay fecha de estreno pero 2019 sería algo cercano a contemplar. Como es habitual en Netflix, su ventana de distribución cinematográfica es bastante limitada así que nos vamos a tener que hacer a la idea de que la próxima película de Scorsese (su reencuentro con De Niro, nada menos) va a ir directa a nuestros hogares, sin que se pueda catar en una sala de cine; tendrá su estreno simbólico para que pueda optar a los Oscars y poco más.
Vía | Indiewire

No hay comentarios.